16 Jul Esforzarnos, crecer, superarnos – Primero la buena

¡Buenos días! Otro jueves más con una noticia que nos da motivos para sonreír.

Estos chicos nos demuestran que las dificultades solo están en nuestra imaginación. Con ganas y esfuerzo se consiguen las cosas.

«Hagamos que las cosas pasen»

 


 

GOOD NEWS

 


 

El primer hotel gestionado por jóvenes con síndrome de Down está ubicado en Asti, Italia, consiste en que sus empleados puedan adquirir experiencia laboral, aprendan a vivir solos, gestionen su sueldo y trabajen en grupo.

«No hay dificultades, sino una sola manera de ver la vida»

 

Abrió en Italia el primer hotel del mundo atendido exclusivamente por jóvenes con síndrome de Down, en el marco de un emprendimiento dirigido a desafiar las leyes del marketing e incluir a personas con capacidades diferentes en el mercado laboral. El hotel Albergo Etico se encuentra en el corazón de la provincia de Asti y ofrece una experiencia innovadora que combina lo empresarial con lo social.

La idea surgió de la visión de amigos y profesionales de la Associazione Albergo Etico que, desde 2006, fomenta la inserción laboral de chicos con síndrome de Down con el objetivo de ayudarlos a lograr su autonomía. El hotel de tres estrellas fue inaugurado el 18 de junio pero tiene una gran ambición: llegar a ser de cuatro estrellas dentro de un año. Está ubicado en el corazón de la ciudad, cerca de un hermoso jardín repleto de árboles junto a la histórica Piazza Alfieri.

Buendiario-asti-hotel-sindrome-down-1

«Esta experiencia ha cambiado sus vidas»

 

Además de la posibilidad de adquirir experiencia en el lugar de trabajo, los jóvenes con síndrome de Down disfrutan de un espacio en el que aprenden a vivir solos, gestionan ellos mismos su sueldo y aprenden a trabajar en grupo. «La intención es formar a nuevos profesionales en el sector turístico de toda Italia, ayudándoles en la adquisición de la autonomía personal, paso indispensable para las personas con discapacidad de cara al mundo del trabajo» afirma la asociación.

El proyecto del Albergo Etico gira en torno a Nicolás, un niño con síndrome de Down que hizo, hace unos años, una pasantía en el restaurante “Tacabanda”, de Asti, conectado con el hotel. La experiencia de Nicolás, además de haber cambiado su vida, cambió la vida de muchos de sus compañeros de la cercana Casa Montessori, un hogar para jóvenes con síndrome de Down.

 Noticia extraída de: Buendiario.com

Primero la buena, tengo una noticia buena y otra mala, ¿cuál primero? ¡Lo tenemos claro! Una sección de noticias buenas. Estamos cansados de telediarios repletos de malas.

#SONRI3

Sin Comentarios

Enviar un Comentario